El Método McKenzie® de Diagnóstico y Terapia Mecánica® (MDT) es un método reconocido internacionalmente de evaluación y tratamiento para la columna y las extremidades desarrollado en Nueva Zelanda por el fisioterapeuta Robin McKenzie. Ha sido utilizado en todo el mundo durante más de 30 años. Esta filosofía de tratamiento involucra al paciente de una forma activa, realizando una evaluación, pautando un tratamiento personalizado y educando y promocionando el autoaprendizaje dándole las pautas necesarias para su autotratamiento.

 

Los fisioterapeutas MDT están formados para evaluar y diagnosticar cualquier problema a nivel músculo-esquelético. Si existe un problema en la columna, articulación o músculo la evaluación MDT va a ser apropiada. Este abordaje sigue siendo uno de los métodos que dispone de la mayor evidencia científica.

 

Uno de los puntos clave es la evaluación inicial pues es una manera segura y fiable de llegar a un diagnóstico preciso lo que nos permite diseñar un plan de tratamiento apropiado. Muchas veces, las pruebas diagnósticas caras (resonancias,etc) no son necesarias. Fisioterapeutas certificados en MDT son capaces de determinar de una manera rápida si el método será efectivo para el paciente o, por el contrario, deben ser derivados a otro tipo de tratamientos.

 

La mayoría de los dolores músculo-esqueléticos tienen un origen “mecánico” , es decir, que en las actividades cotidianas los movimientos y posturas pueden provocar dolor. El Método McKenzie favorece el potencial del organismo para curar por sí mismo sin medicación, cirugía u otras modalidades pasivas de tratamiento.

 

Consta de cuatro pasos diferenciados:

 

Evaluación: el terapeuta hace una historia detallada sobre los síntomas y su comportamiento para averiguar si están relacionados o no con posturas o movimientos que se realizan en la actividad cotidiana. Se le pedirá al paciente que haga determinados movimientos varias veces, también adoptar posturas mantenidas para evaluar la respuesta de los síntomas y la movilidad que tiene.Saber cómo cambian los síntomas con esos movimientos repetidos hará que el Terapeuta McKenzie Acreditado tenga la información necesaria para llegar a una conclusión diagnóstica y diseñar un tratamiento adecuado.

 

Clasificación: cada síndrome será tratado acorde a su naturaleza única, con procedimientos mecánicos específicos, que incluirán movimientos repetidos y posiciones mantenidas. Los síndromes se clasifican en:

  • Derangement Syndrom (Síndrome de desarreglo)
  • Dysfunction Syndrom (Síndrome de disfunción)
  • Postural Syndrom (Síndrome postural)
  • Otros

 

Tratamiento: Usando la información de la evaluación, si el fisioterapeuta lo encuentra adecuado, prescribirá unos ejercicios específicos y aconsejará determinadas posturas que se deben adoptar y otras que se deben evitar. El objetivo es solucionar el problema lo antes posible con el mínimo número de sesiones en la clínica . El tratamiento prescrito se debe realizar en casa cinco o seis veces al día, así se obtiene un resultado mucho más efectivo que con el tratamiento convencional de fisioterapia. Normalmente se realizan una o dos sesiones a la semana. Lo importante es que el paciente se involucre en el tratamiento de una forma activa, pues permitirá que se recupere de sus dolencias más rápidamente. Se ha comprobado que con este método la mayoría de los pacientes puede autotratarse con éxito si se les da las herramientas y conocimientos necesarios para poder hacerlo.

 

Prevención: Aprendiendo como tratar la dolencia actual el paciente va a ser capaz de minimizar los riesgos de una recaída y sabrá qué pauta debe seguir si los síntomas aparecen de nuevo. Le enseñaremos a reconocer y controlar los síntomas de manera rápida y efectiva.

 

Fuente: http://www.mckenzieinstitute.org/espana/es_ES/

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Ver política